Seleccionar página

Branded content o cómo dar importancia a una marca en segundo plano

Laura Montells

Laura Montells, Metricool

El Branded Content se ha convertido en una tendencia al alza

Hoy en día parece estar por todas partes: desde las millonarias campañas de multinacionales en internet hasta los anuncios más virales, pasando por prestigiosos premios creados especialmente para la categoría. No obstante, esta innovadora y reciente forma de hacer marketing es esquiva con las etiquetas y las definiciones. Y aunque está en boca de todos, pocos se ponen de acuerdo en una definición teórica.

Lo que queda claro que con una buena estrategia de Branded Content Marketing será posible conseguir potenciar la marca y ganar Branding, conseguir el ansiado engagement con los usuarios e incrementar las ventas de una forma indirecta.

Qué es Branded Content: La definición

Según la definición ofrecida por la Oxford Brookes University e Ipsos Mori, Branded Content es: cualquier contenido que pueda ser asociado con una marca por parte del consumidor. Parece un concepto sencillo ¿verdad?, ahora la cosa se complica.

´definicion Branded Content segun IAB

Definición de Branded Content según IAB en su estudio http://iabspain.es/wp-content/uploads/infografia-branded-content-final-2.pdf

La publicidad tradicional está centrada en subrayar los beneficios, ventajas y peculiaridades de un producto, y luego encontrar un modo creativo de promocionarlo. Por el contrario, en el caso del Branded Content Marketing el proceso es justo el inverso. De hecho, se trata de contar la historia de una persona, conectando emocionalmente con el público. Por último se busca una vía creativa de introducir la marca en este paisaje.

Cualquier imagen, contenido, vídeo, aplicación o juego puede ser Branded Content siempre que la marca quede en un segundo plano. Ya sabes que nosotros somos muy de “ejemplos”, así que vamos a ver unos cuantos para despejar dudas:

  • Una guía sobre alimentación saludable que promocione una empresa de chocolate, pero que no aproveche para vender su producto.
  • Una guía o infografía formativa sobre cómo hacer SEO/Marketing/Copywriting/Manualidades. Contenidos informátivos para el usuario que aunque sean aportados por la propia marca no inducen en ningún momento a la contratación de los servicios de esa empresa.
  • Un corto o vídeo en Youtube que cuente una historia y entretenga: vídeo en el que la marca quede en un segundo plano. Las historias veraniegas de Estrella Damm son un claro ejemplo de este tipo de acciones. A continuación puedes ver otro ejemplo de vídeo del Metro de Melbourne que es un claro ejemplo de Branded Content.

  • Una App o juego online que entretenga al usuario pero que no implique a la marca o sus productos más que en un segundo plano. Volviendo al ejemplo anterior “Dumb Ways to Die” no fue sólo un vídeo con una historia si no que además el metro de Melbourne desarrollo una app para jugar con los mismo muñequitos.

En este contexto sí se puede invertir en publicidad de las acciones anteriores para conseguir viralizar o hacerla llegar a más gente. La marca queda en segundo plano aunque inviertas en promoción de las acciones.

Qué no es Branded Content

En líneas generales y para dejar claro el concepto, no es Branded Content cualquier publicación por la cuál se haya pagado o sea publicidad directa de una marca o producto en cualquier plataforma. Tampoco es Branded Content:

  • Product placement: La aparición de producto en un determinado contenido cómo películas, fotografías en medios etc. Cuando ves en una película a alguien disfrutando de una Budweiser o una serie española dónde aparece el cartón de leche de Puleva recuerda que eso es publicidad en un emplazamiento y no Branded Content.
  • Publicity o aparición en medios no pagada: Buscar un hecho noticiable dentro de una empresa o marca para aparecer en medios. Por ejemplo crear eventos solidarios o gratuitos, entrevistas en la que la marca hace declaraciones cómo experto en algo, anécdotas o hechos curiosos.
  • Pulireportaje o post patrocinados: Aquí el matiz publicitario queda claro, siempre que un medio o blog publique una noticia pagada debe aparecer “publireportaje” o “post patrocinado” para no llevar a equívocos a los usuarios. Evidentemente esto tampoco es Branded Content.
  • Anuncios: cuñas de radio, banners, publicidad en el lugar de venta, folletos etc..

Se trata, en definitiva, de utilizar el sentido común y evitar la publicación de contenido que nuestros seguidores nunca compartirían con sus conocidos o en las redes sociales. De manera simplificada, las marcas deben dejar atrás el marketing de la vieja escuela y comenzar a pensar como la gente corriente. Esto se traduce en saber identificar a nuestras buyer personas a través de sus intereses, en lugar de abrumarlas con contenido sin personalizar que generará en ellas poco o ningún interés.

Influencers y Branded Content

Otra técnica que puede añadir valor a tu contenido es la colaboración con los denominados influencers o estrellas de las redes sociales. ¿Pero qué te aporta exactamente una contribución de este tipo? Los beneficios son muy numerosos. Para empezar ganarás una mayor visibilidad, gracias a la audiencia que esta persona ya ha fidelizado de antemano y puede ser más económico que invertir en publicidad en televisión.

Veamos dos ejemplos de un mismo influencer para diferenciar una acción de Branded Content de una que no lo es:

Tierno de Rush Smith: En este vídeo en el que se habla de la ternura como forma de vida, se escucha una canción en la que en ningún momento se menciona a la marca Milka. Si la escucharás en Spotify no la asociarías a la marca. La única imagen que aparece es al final del vídeo en un pequeño lateral y pasa desapercibida. Esto es Branded Content.

Yatekomo Rush Smith: En contraposición a la acción anterior aquí la marca Yatekomo aparece en un primer plano durante todo el vídeo, en la letra de la canción e incluso al final del vídeo donde todos los actores aparecen con el producto. Desde nuestro punto de vista esto no sería Branded Content.

Claves para aplicar una estrategia de Branded Content Marketing

Una vez aclarados qué es y qué no es, hay algunas claves a tener en cuenta a la hora de comenzar a aplicar esta técnica a tu estrategia de Marketing y generar historias virales.

Averigua qué comparten tus clientes

Cuando estés programando tu contenido, ten en cuenta qué es lo que suelen compartir tus seguidores.

Para ello puedes emplear herramientas básicas de búsqueda para indagar cuáles son los tópicos más discutidos dentro de tu industria, así como en qué tendencias están interesados los principales influencers de tu sector. Puedes aprovechar para comenzar a construir una buena relación con ellos, lo que beneficiará a tu negocio, especialmente si las redes sociales no son tu fuerte o si tu número de seguidores no es tan alentador como debería. Además, si te parece que tu “nicho” de mercado resulta poco atractivo, este es el momento de trabajar para mejorarlo o incluso sumar otro nuevo.

Evita las call-to-action más tradicionales

Aunque en algunas circunstancias puedan funcionar, las call-to-action tradicionales son casi un enemigo natural del branded content. La principal razón radica en el empleo continuado de lenguaje asociado a la venta, propiciado por la clásica concepción de “compre ahora o se arrepentirá”. Una noción de la que debes huir.

Pon toda tu atención en innovar

La primera pregunta que deberías hacerte al analizar tu contenido de manera objetiva es esta: ¿es educativo, útil y entretenido o simplemente promociona mi producto? Si la respuesta es la segunda, tienes bastante trabajo por delante.

Piensa que tu contenido no tiene por qué estar rígidamente relacionado con la industria. En su lugar, céntrate en los intereses y pasiones de tus clientes y prueba a mezclar diferentes formatos dentro de una misma campaña. La diversidad resulta más atractiva que un anuncio de televisión tradicional.

Asegúrate de que el tono es cercano

Un buen consejo es evitar en la medida de lo posible el lenguaje propio de las call-to-action, como expresiones del tipo: “compre ahora” o “solicite su presupuesto”. Actualmente, esta es la manera más segura de espantar a un cliente potencial.

El tono es pues muy importante. Huye del discurso exageradamente corporativo del marketing tradicional, adoptando en su lugar otro más natural. En resumidas cuentas, debes evitar insultar la inteligencia del cliente con propuestas descaradas. La gente prefiere tener acceso a un contenido relevante y huye de cualquier campaña que huela a publicitaria.

La brevedad puede ser tu amiga (pero no siempre)

Tradicionalmente, los anuncios de televisión habían llegado a un tiempo medio de treinta segundos. Esta duración, en apariencia tan breve, ha sido desbancada por el empleo multitudinario de plataformas como Vine, donde los vídeos más populares cuentan a duras penas con unos pocos segundos de metraje. Sin embargo, no se trata de una tendencia global.

Otros formatos como Youtube (que es ya plataforma líder en la promoción de branded content) nos han demostrado que la calidad no entiende de cronómetros. Los vídeos más populares son aquellos con capacidad de conectar emocionalmente con los usuarios, provocando una respuesta empática. Esos son los que más se comparten, independientemente de su duración.

Aquí tienes un claro ejemplo, el vídeo de 8 minutos del pato Willix acción de Branded Content de Mixta.

Como puedes ver, el branded content marketing es un campo innovador pero de límites un tanto difusos y gran complejidad. No obstante, es también una tendencia revolucionaria, capaz de conectar mejor con los tiempos modernos y el consumidor medio, ofreciéndonos una alternativa a las técnicas más tradicionales publicitarias. Cambia la publicidad tradicional por la creación de contenido original.

¿Te ha quedado claro qué es y qué no es Branded Content? Nos encantaría conocer tus ideas al respecto y algunas de las campañas de Branded Content que conozcas más molonas.

Mide y analiza el éxito de todos tus contenidos digitales

¡No te lo pierdas!
Suscríbete al blog
Sé el primero en recibir las últimas actualizaciones y todo el contenido exclusivo de Metricool directamente en tu buzón de correo.
Enviar
Apúntate ahora, puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

El blog de Metricool

Recursos y ayuda para redes sociales, analítica y contenidos. Suscríbete y no te pierdas nada.
Enviar

¡No te pierdas el próximo post!

Recibe en tu correo electrónico todos nuestros posts.
APÚNTATE
Suscríbete

Send this to friend