Marca personal y Redes sociales

Pablo Perez

Pablo Perez, pabloperezgarcia.com

Cómo construir tu marca personal en redes sociales

Antes de pasar al tratamiento de la marca personal en las redes sociales te hablaré mínimamente de lo que es una marca personal. Es imprescindible para luego poder aplicar el concepto general en las propias redes.

Decidir trabajar en tu propia marca personal o en la de un cliente es un trabajo en si mismo. Y este proceso comienza por un cambio de actitud general en tu vida.

Por tanto, no es una decisión, es un cambio. En este proceso deberás conseguir autenticidad, ser tu mismo, y sacar esa parte que te hace único y diferente al resto.  Esa distinción frente a la competencia, eso que te hace único, es la marca personal.

Qué es la marca personal

Crear una marca personal es una sucesión de acciones, como crear, identificar, definir, diseñar, construir, aumentar, medir y, finalmente, mejorar.

 

Marca personal es todo aquello que haces… y todo aquello que NO haces…

Esa es la mejor definición sobre marca personal. Se trata de una definición cuyo 50% inicial es del maestro Andrés Pérez Ortega. La segunda parte de la frase es de autoría propia.

Cómo gestionar tu marca personal a través de las redes sociales

La marca personal no sólo pertenece a las personas, también las entidades o empresas tienen su propia marca personal o institucional. Del mismo modo puede que en el futuro tengas que gestionar la marca personal de algún cliente.

Cuando tú eres la empresa

Cuando tú eres la empresa, tu acercamiento a las redes sociales debe ser orientado a tu público. Más del 80% de las personas confía en los comentarios e informaciones de la gente que conoce. Ese dato te indica cómo de importante es tener un acercamiento correcto a las personas a través de las redes sociales u otros canales online.

marca personal y redes

Estudio Nielsen sobre marca personal, redes sociales y recomendaciones de usuarios

Consejos para gestionar tu marca personal en redes sociales

Muestra consistencia en la imagen que transmites en redes

No hay demasiado que añadir a esta indicación pero, aun así, voy a detallarla un poco más:

  • Muestra a los demás la misma imagen en todos las redes sociales y web. Eso incluye las imágenes, los vídeos, lo que escribes y la manera en la que lo escribes. Habla de tú o de usted con coherencia (es decir, igual en todos los medios).
  • Dirígete a tu audiencia de la misma manera en las redes sociales y en tu página web, salvo que utilices alguna red social con un marcado componente de edad o características propias que puedan hacerte pensar en utilizar un tono más desenfadado, o más serio. Tú mejor que nadie debes conocer a tu audiencia y saber cómo es tu marca personal en cada situación.
  • Si antes utilizabas las redes sociales mostrando en lado salvaje de tu vida, es hora de tomar una decisión: evoluciona hacia un perfil más serio (tampoco tienes que eliminar todo lo que significa hobby o familia, porque todos tenemos vida privada), o crea nuevos perfiles con una imagen profesional y deja los actuales para seguir como los estabas utilizando. Si tus perfiles tenían todos motes, y no tu nombre real, estás de suerte. Es el momento de crear perfiles en Facebook, Twitter, Instagram o Youtube con un aspecto nuevo y diferente.
  • Ofrece direcciones e informaciones coherentes. Tus perfiles deben tener todos algo en común en la dirección, si bien sería mejor que siempre fuera la misma.
  • Crea un calendario editorial que aporte variedad de temas sobre los que escribir. Debe ser un calendario de al menos tres meses e, idealmente, seis.

Encuentra los grupos adecuados

Tanto en Facebook, como en LinkedIn, puedes unirte a los grupos adecuados en los que aprender, mostrar tu conocimiento y expandir tu imagen de marca.

En Twitter lo que puedes hacer es crear listas de personas a las que sigues por apartados de conocimiento para tener una ligera organización. Luego, puedes eliminar a esas personas la marca de Siguiendo, para así compensar la cantidad de gente a la que sigues, y los que te siguen. Nadie quiere mostrar que sigue a 6357 y le siguen 16… 😉

estudio iab redes sociales

La marca personal requiere un esfuerzo constante

Construir y mantener una marca personal es un trabajo, y como tal debe ser tratado.

  • Adapta tus publicaciones y el contenido a tu audiencia.
  • Elige las RRSS en las que estar presente (perdón, un negativo para mí: no se eligen las redes sociales en las que está la audiencia de cada un@, sino que se miden y se decide dónde se quiere estar, siempre dependiendo del tiempo que podamos dedicar y, en su caso, del presupuesto –nuestro, o del cliente) y
  • Marca un calendario editorial. Esto es fundamental.Pero recuerda que no siempre podrás ceñirte al guión y existen diferentes tipos de noticias que requieren ser publicadas de inmediato. Recuerda que Metricool te permite usar un planificador para tus publicaciones en redes sociales.

Haz publicaciones exclusivas para cada red social

Facebook, Instagram, Youtube, LinkedIn y, sobre todo, Twitter, ofrecen una agilidad que nunca va a tener tu página web o blog. Aprovecha esa ventaja y crea contenido exclusivo para ellas.

En LinkedIn, además de publicar contenido de calidad, modifica tu perfil con asiduidad. Además de destacar por las modificaciones, eso querrá decir que tienes nuevas actitudes que tus contactos podrán aprobar.

Como he dicho, no te limites a publicar en Facebook y LinkedIn sólo lo que publicas en la web. Primero, porque sólo publicarías una o dos veces a la semana, a no ser que seas un/a adelantad/a creando contenido. Segundo, porque es probable que muchos seguidores lleguen a conocerte a través de las redes. Ofréceles algo adicional. Tercero: las publicaciones en las redes sociales son bastante efímeras. Un link de un artículo publicado el martes estará olvidado el jueves (o el mismo martes si hablamos de Twitter).

Por tanto, ofrece pequeñas píldoras durante la semana: pensamientos, anécdotas personales, historias del trabajo o reflexiones individuales. Provoca en tu público recordar que estás ahí y cuál es tu esencia.

 

Puedes conocer en qué redes está presente tu audiencia accediendo a estudios de población fácilmente accesibles en la red. Te dejo un estudio de ejemplo, pero hay muchos realizados por el INE y otros institutos, tanto públicos, como privados:

http://www.iabspain.net/wp-content/uploads/downloads/2016/04/IAB_EstudioRedesSociales_2016_VCorta.pdf

Es mejor que te centres en dos RRSS con contenido constante y de calidad que publicar esporádicamente en seis de ellas con contenido de otros y artículos de poca importancia.

Decide en qué eres buen@ y sigue en esas redes. Puedes ser mejor grabando vídeos que escribiendo, o mejor fotógrafo que grabador de vídeos.

Diversifica el contenido

Ya sé que te he dicho antes que te centres en un máximo de tres temas de conocimiento. Pero no trates siempre los temas desde el mismo punto de vista. Intenta ofrecer perspectivas diferentes y combina los temas que controlas con herramientas, procedimientos y estrategias diferentes.

Si escribes siempre sobre lo mismo y de la misma manera, aburrirás a tu audiencia, te encasillarás como persona que ofrece conocimiento y te empobrecerás como investigador. Además, canibalizarás tus propios contenidos, lo cual penalizará gravemente tu posicionamiento en buscadores (*).

Hay que transformarse en un contador de cuentos para que lo que contamos se quede en el cerebro de nuestra audiencia. Y eso tienes que practicarlo si no lo tienes naturalmente. Se pude entrenar como cualquier otra cosa. ¡Prueba! 

branding personal y redes sociales

Haz buenas publicaciones

Este es un consejo básico, pero debes tener en cuenta que no lo cumplen a veces ni las grandes empresas.

Cada red social tiene sus propios formatos para las imágenes. Si decides crear una publicación con una imagen y un link, ten en cuenta cuál es el formato y el tamaño que queda mejor en cada una. Lo mismo si es un vídeo.

En Facebook, los vídeos de Youtube no quedan bien si pones la URL directamente. Descarga el archivo (Atubecatcher.com) y súbelo desde tu ordenador.

Tanto en Facebook, como en LinkedIn, si simplemente publicas un link a un artículo de tu blog (o de otra página en la que has leído algo interesante que quieres que tus contactos puedan leer), debes esperar unos instantes mientras la página da previsualización a ese link, y muestra un pequeño cuadro con una imagen y las primeras palabras del texto de ese artículo. Luego, debes borrar el link para ofrecer un aspecto más limpio y profesional en la publicación.

Si esto no sucede, debes hacer que tu blog sea previsualizable. Puedes conseguirlo modificando el código .php del archivo correspondiente en WordPress o en la herramienta que sea que utilices para tu página. Es más sencillo hacerlo con un plug in, que puede ser ShrinkTheWeb (STW) Preview PlugIn para WordPress, de nuevo.

Haz publicaciones exclusivas para cada red social

Facebook, Instagram, Youtube, LinkedIn y, sobre todo, Twitter, ofrecen una agilidad que nunca va a tener tu página web o blog.

Aprovecha esa ventaja y crea contenido exclusivo para ellas.

En LinkedIn, además de publicar contenido de calidad, modifica tu perfil con asiduidad. Además de destacar por las modificaciones, eso querrá decir que tienes nuevas actitudes que tus contactos podrán aprobar.

Como he dicho, no te limites a publicar en Facebook y LinkedIn sólo lo que publicas en la web. Primero, porque sólo publicarías una o dos veces a la semana, a no ser que seas un/a adelantad/a creando contenido. Segundo, porque es probable que muchos seguidores lleguen a conocerte a través de las redes. Ofréceles algo adicional. Tercero: las publicaciones en las redes sociales son bastante efímeras. Un link de un artículo publicado el martes estará olvidado el jueves (o el mismo martes si hablamos de Twitter).

Por tanto, ofrece pequeñas píldoras durante la semana: pensamientos, anécdotas personales, historias del trabajo o reflexiones individuales. Provoca en tu público recordar que estás ahí.

social media y branded image

Estudia a los “influencers”, relaciónate y colabora con ellos.

Influencers son aquellas personas que tienen autoridad en un campo determinado y que nos pueden aportar publicidad. En nuestras relaciones con ellos debemos ir paso a paso, ciñéndonos a su ámbito de interés.

  1. Por lo tanto, conócelos.  Haz un listado con los “influencers” de tu sector. Síguelos en las redes. Visita sus blogs. Investiga sobre su trabajo. Quédate con lo que más te guste. Házselo saber. Deja comentarios en sus blogs. Síguelos en Twitter. Envíales emails. Solicítales conectar en LinkedIn una vez hayas cumplido alguno(s) de los pasos anteriores. Poco a poco, cuando te sientas con autoridad suficiente, comparte cosas con ellos.
  2. No te limites al mundo virtual. Acude a actos en los que intervengan. Promueve esos eventos con tus contactos. Charla con ellos. Ofrece una imagen profesional (profesional no quiere decir ser demasiado serio).
  3. Intercambia pareceres.Escucha y déjate conocer.
  4. Lleva tarjetas de visita , la tarjeta de visita perfecta del profesional 2.0 debería contener, únicamente, la dirección de tu sitio web. ¿Sería un punto ofrecer tus servicios y dar esta tarjeta a un contacto recién hecho, no?
  5. Muévete. Vas a tener que moverte y acudir a eventos. La marca personal no es sólo para redes sociales, es tu huella digital y está presente tanto en el on como en el off.

Ofrece

Si quieres construir una marca personal importante, ofrécete. Y, en este caso, ofrécete en las redes. Pregunta a tus contactos qué puedes hacer por ellos. Sinceramente.

El CEO del conocido portal BeBee, Matt Sweetwood, cree que esa es una manera sensacional de hacer crecer la marca. Si realizas esa conexión personal y haces sentir a tus clientes que te preocupas y que son más que una fuente de ingresos, te los ganarás para siempre.

A tu nivel, más humilde y como emprendedor, puedes comenzar por ofrecerte a tu familia y amigos. Ojo, eso no quiere decir que le hagas gratis la página web a la empresa de tu cuñado. Pero puedes aconsejar y participar en la estrategia de marketing de alguna persona cercana.

Intenta llegar al hábito de contactar al menos con una persona a la semana para ofrecerle ayuda y colaboración. Verás que no es una acción tan altruista como crees. Te sentirás tan bien que casi diría que es egoísmo… 

Pregunta

Es la mejor manera de aprender y de hacerte notar. Una pregunta no te hace quedar como tonto. Al revés. Una pregunta inteligente o acertada supondrá un reto para el preguntado y un gran aprendizaje para ti. Además, esa pregunta puede llevarte donde no imaginas. 

influencers y marca personal

Discute. Debate. Conversa.

Muestra tu punto de vista. Tú eres tu marca. No puedes estar a verlas venir. Sin ser irrespetuoso, charlatán o maleducado, debes lanzarte a dejar conocer tus opiniones.

Te sentará bien comprobar que perteneces a ese grupo en el que querías entrar. Que tu nivel en muchos temas no tiene nada que envidiar a los del resto o que, simplemente, tienes el mismo derecho a expresarte que los demás. Simplemente el foro y el momento deben ser los adecuados.

Mi abuela me lo dijo siempre: “todo se puede decir, con tal que se sepa decir”. Lo tengo apuntado en unas hojas de proverbios junto a proverbios y dichos que guardo en algún sitio y que leo de vez en cuando.

Consejos para dejar huella con tu marca a través de las redes sociales

Como habrás visto, es complicado separar la acción en las redes sociales de lo que haces fuera de ellas cuando personalizas, desarrollas, mejoras y difundes tu marca personal en las redes sociales.Incidiendo en lo más importante, debes quedarte con:

  • Constancia: sé paciente y ve paso a paso. Es una estrategia que lleva cierto tiempo. Debes crear una buena red de contactos de calidad.
  • Concreción: al mostrar tu conocimiento, pero variando los puntos de vista.
  • Trabajo: si has llegado hasta aquí es por un trabajo bien hecho. Sigue con él. Siempre.
  • Innovación: nadie ha escrito ya todo (ni mucho menos) sobre la marca personal en las redes sociales. Sé tú mism@ y traza tu propio camino.

Lo último que voy a comentarte es casi lo más importante: trata bien el contenido de tu marca personal en las redes sociales, pero no olvides que cada red pertenece a su propietario (LinkedIn, Twitter, Facebook, etc). Aunque estas líneas hayan ido de tu marca en las redes sociales, tengo que hacerte ver que sólo tu página y tu blog te pertenecen y en ellos debes potenciar tu MP, o personal branding, sabiendo sacar un provecho adecuado a las RRSS.

Así que, ponte manos a la obra.

Y tú ¿Vas a dejar huella con tu marca personal?

close-link

Send this to a friend