Tips para potenciar tu marca personal en redes sociales

Leo Larrea
25 noviembre, 2021

Antes de comenzar, te pregunto: ¿Sabes qué es la marca personal?

Conocemos a las marcas, las asociamos con productos, experiencias, vivencias e incluso lugares. Cuando elegimos entre dos productos iguales en cuanto a la calidad, hay una elección de marca implícita hecha por nosotros.

Así como las marcas de productos, tú cuentas con tu propia marca. La marca personal viene a ser una especie de currículum de tu vida, con el cual podrás generar venta y promoción de tus productos y servicios. Es tu trayectoria, tus experiencias y todo lo que te ha marcado y compuesto como la persona que hoy eres.

Es nuestro propósito, desde este punto de partida, darte fundamentos, conceptos y herramientas que lograrán el aprovechamiento de tu marca personal, aplicándola a negocios.

Nociones de marca personal

Para comenzar, la marca personal constituye un método ideal para la construcción de un negocio desde tu historia y experiencias. La marca personal se refiere a la creación de negocio que se base en ti, pero que no necesariamente requiera de tu esfuerzo individual, sino que las experiencias y valores adquiridos por ti engloban a tu producto o servicio. 

A diferencia de un psicólogo o abogado que trabaja desde su propia fuerza individual, la creación de marca personal permite personalizar y darle sentido a un negocio. De esa forma, todas las partes involucradas en la marca contarán con tu personalización sin que esto dependa personal y exclusivamente de ti. 

La marca personal es, entonces, una forma de personalizar tu negocio con la que te puedas solapar en términos de identidad, para que los potenciales clientes sientan que la marca eres tú y que cada contacto con ella se sentirá como un contacto contigo.

La pregunta inicial: ¿Qué te hace único? 

Esta pregunta es un buen disparador para comenzar a diseñar nuestra marca personal, ya que la unicidad de cada ser humano es lo que le caracteriza y, por ende, lo que caracterizará a tu marca. 

La marca personal es un distintivo que puede ser aprovechada en marcas grandes y pequeñas, tanto por quienes venden el servicio desde un mostrador (los empleados), como por quienes son las cabezas visibles del equipo.

Como ejemplo de estos dos casos podemos ubicar las técnicas de personalización de Starbucks al entregar sus bebidas y la marca de ropa DVB (David Victoria Beckham), cuya imagen de cara al público se encuentra representada en su totalidad por el carisma de Victoria Beckham. Este método incluso es aplicado en ONGs y asociaciones sin fines de lucro.

Retomando tu búsqueda de marca personal, en este momento es bueno reflexionar, realizar una introspección e incluso tomar notas personales para poder ver nuestros valores e intenciones diferenciales, lo que nos hace únicos. Una vez establecido esto, podremos aplicar nuestras características únicas a la marca.

Este proceso viene relacionado con la segunda gran pregunta que debes hacerte: ¿Qué tienes para ofrecer? Ya sea desde el producto o servicio, pero especialmente sobre ti y sobre el modelo de tu negocio. Es un momento genial para pensar las concesiones que harías, la consistencia y los valores en los que fundarías tu marca.

La construcción de la marca personal

Estos son algunos consejos y herramientas que te ayudarán a dar los primeros pasos en la construcción de tu marca personal:

Narrar tu propia historia

Contamos historias todos los días, sin saberlo. Anécdotas de un hecho, acontecimientos en el trabajo, problemas familiares. Es momento de poner esas horas de práctica al servicio de tu negocio. Como si fuese un cuento, cuenta quién eres, qué haces, lo que tienes para ofrecer desde tu propia historia de vida y tus formaciones. 

Este es un paso previo a comenzar a ejecutar estrategias de marketing, ya que el marketing es cómo vender algo y la marca personal establece ese algo que vas a vender y desde qué postura.

Pensar en la potencial audiencia

En base a tus conocimientos y lo que tienes para ofrecer, es momento de pensar en la audiencia, cliente o consumidor que puedes atraer. Así como los estudios de mercado crean perfiles de consumo, tú puedes hacer lo mismo. Por ejemplo, tu experiencia te ha llevado a estudiar ingeniería de sistemas.

En ese caso, podrás contar con una audiencia que requiera servicios informáticos, pero mediante la marca personal podrás filtrar a quienes no se adecuen a tus perspectivas de trabajo.

Definir el primer producto o servicio

Alinear las potenciales audiencias te permitirá ofrecer, a medida que pase el tiempo, servicios o productos derivados de tu formación, experiencia y valores, además de los productos iniciales.

La marca personal permite convertir una venta o adquisición en una experiencia cálida y cercana, donde los consumidores sienten niveles de afinidad e incluso amistad con la marca.

marca personal en redes sociales

El objetivo principal de la marca personal: ¿Cómo comunicar?

Tu objetivo como emprendedor es ser el favorito entre otros. Esto involucra que lo que hagamos sea bueno y diferencial, no sólo por el producto o servicio en sí, sino por nuestro nivel de interés, compromiso y responsabilidad dentro de la marca. 

Estas son algunas estrategias para lograr una comunicación personal con tu audiencia:

⚡️ Marketing de contenidos

Actualmente toda estrategia de marketing se basa en la creación de contenidos. Prácticamente todas las planificaciones de negocios requieren de contenido interesante, de impacto y utilidad para el potencial comprador. Se debe crear el contenido que piensas ideal para la audiencia que imaginas.

Por ejemplo, si ofreces servicios de gastronomía y te interesa la llamada alimentación consciente, un blog con artículos sobre buenos alimentos, veganismo y alternativas sanas será ideal, como también la producción de videos cortos con recetas fáciles afines. Es lo que se conoce como “valor agregado”.

⚡️ Feedback y la construcción de vínculos

La resolución de problemas con los clientes debe realizarse de manera constante y con atención para afianzar los vínculos con la audiencia, involucrando nuestra historia personal y nuestra metodología a la hora de ofrecer un producto o servicio, para poder destacar sobre los demás.

Los primeros vínculos se generan en la respuesta de consultas; en general, responderás las mismas preguntas al principio (es esperable, la comunicación se irá editando y transformando en base a las experiencias que vayas teniendo en dichas consultas).

A medida que se establezca una familiaridad con los clientes, el trato se convertirá en una mezcla entre formalidades e informalidades, generando comodidad para ti y tu cliente en la maduración del vínculo comercial.

⚡️ Vincular tu contenido a las redes sociales (nunca al revés)

La marca personal no pasa por controlar y tener movimiento en una o varias redes sociales, ya que éstas pierden o ganan popularidad, se transforman y sus usuarios migran, limitando el alcance de ellas (recordemos el éxito de Facebook y cómo hoy Instagram se ha establecido como líder, con TikTok llegando a la masividad a su vez).

Lo ideal es contar con una web propia para linkear en las redes sociales más utilizadas del momento. No se debe focalizar la estrategia en una red social, sino coordinarlas como satélites de tu sitio web para que, pese al cambio de redes, los usuarios sigan teniendo contacto contigo y les lleguen las actualizaciones de tu negocio.

Promoción de marca con ayuda de anuncios publicitarios

Este punto es opcional, aunque lo recomendamos, porque de acuerdo a los algoritmos, la publicidad pagada es cada vez más necesaria. Mediante la inversión en anuncios dentro de redes sociales, tendrás un mayor alcance. Esto es ideal para el inicio de tu negocio, ya que es el momento en que más necesitas que se fijen en ti.

Por supuesto, no debes olvidar que cada red social tiene su propio set de herramientas y debes empaparte de ellas para emplearlas de la mejor manera posible. Por ejemplo, en Instagram las stories son el formato de mayor alcance, mientras que en Facebook son los posteos.

Llegar a la monetización, ¿es posible con la marca personal?

Una vez que comiences a asentar tu marca personal sobre tu producto o servicio, sería ideal poder sacar rentabilidad de ella. El proceso de monetización suele demorar, muchas veces a consecuencia de nuestra poca experiencia para sacar valor y rentabilidad desde nosotros mismos para generar algún diferencial.

Con diferencial nos referimos a lo que hablábamos al principio del artículo: ¿Qué soy? ¿Qué tengo para ofrecer, qué me hace diferente y por qué las personas me elegirían a mí por sobre otros?

La tarea esencial para alcanzar la monetización es visualizar el sistema de clientes y marca personal como si fuese un ecosistema, donde conviven acciones en línea y fuera de línea, es decir, online y offline.

Nuestro negocio y acciones de marca personal serán una combinación de ambas, probablemente. Por ejemplo, un local de ropa cuenta con acciones en el mismo local (offline: descuentos) y a su vez ofrece promociones y sorteos mediante Instagram (online). Otro ejemplo de crecimiento y desarrollo monetizado de marca personal es el caso de la influencer y youtuber argentina Paulina Cocina.

A continuación, y como conclusión, dejamos un apartado de las acciones que te recomendamos para llegar a la monetización en el menor tiempo posible.

Tips para el florecimiento de tu marca personal y la monetización

▶️ Servicios actuales (acción offline)

Una buena manera de comenzar a enfocarte en las posibilidades de tu marca es estableciendo los servicios que puedes ofrecer actualmente. Mientras configures tu marca personal, estos servicios ofrecidos serán tu potencial fuente de ingresos hasta que la estrategia de personalización se adecue a tus necesidades y comience a funcionar al ritmo que esperas.

▶️ Contenido gratuito (online)

Es una buena manera de atraer y captar potenciales clientes, ofreciendo contenido de apoyo o consulta en el área de tu negocio, de forma gratuita para aumentar el interés del público de una manera más pasiva que agresiva, como lo sería insistir al usuario, mediante posicionamiento y links, para que realice una compra. 

Respondiendo preguntas y siendo oyente de las experiencias del usuario mediante el uso de contenido gratuito, afianzarás la relación y te convertirás en el elegido debido a tu enfoque personalizado sobre la marca.

▶️ Contenido Pago (online)

Puede ser dirigido a audiencia o a anunciantes, de manera que atrae clientes, así como empresas que buscan publicitarse (o asociarse) en tu sitio debido a la afinidad temática o de contenido.

También muchos clientes se sienten atraídos a tu sitio por, precisamente, la marca personal: cómo cuentas, qué es de lo que hablas, qué servicios ofreces y por tu metodología… en simples palabras: qué te hace novedoso y diferente para generar contenido pago.

▶️ Productos físicos (offline)

Generar productos físicos es otra estrategia ideal. En este caso, se ofrece a la comunidad la posibilidad de acceder a algún producto o servicio físico relacionado a tu negocio, pero vinculado fuertemente con tu marca personal. Eso sí, tiene que ser de buena calidad, de lo contrario el marketing no podrá hacer mucho por tu creación.

▶️ Establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo

Esto es MUY importante, ya que se ha demostrado en incontables proyectos que el establecimiento de objetivos funciona como una buena guía de referencia. Con ella podrás analizar el tiempo que está demorando tu negocio en llegar a objetivos mensurables, en comparación a la planificación ideal que realizaste antes de ponerte de lleno al cumplimiento de ellos.

Ahora que ya tienes todo lo que necesitas para potenciar tu marca personal en redes sociales solo tienes que poner manos a la obra.

Leo Larrea

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend