Pies de foto en Instagram: tips para ser creativos

por

¿Existe el pie de foto en Instagram perfecto?

Instagram, la maravillosa red social de las fotografías, entra por los ojos. Eso es una obviedad, el principal atractivo para lograr un like es una foto que llame la atención.

Tan cierto como que este contenido visual se sirve del texto que le acompaña para:

  • Conseguir interacciones: no solo likes, también comentarios o conversar con tu público.
  • Demostrar tu estilo de escritura: sentirte si eres capaz de atraer con palabras y conseguir un nuevo usuario que te siga. 

Empatizar a través de una foto y un texto puede conseguir ‘me gusta’ y aumentar tu comunidad y engagement. De la misma forma que una gran foto pero un texto mal redactado, sin espacios, estropea la experiencia y puede arruinar tu publicación.


El consejo:
No infravalores el poder que tienen las palabras en un post de Instagram.
Aquí tienes unos tips para fomentar tu creatividad a la hora de escribir tus pies de foto en Instagram. 

Empezamos

Crea tus pies de foto en Instagram y triunfa con tus publicaciones

Lo ideal es que tuvieses una varita mágica con la que escribir frases motivadoras que generen miles de likes. Como no la tenemos hay que hacerlo de otra forma.

Por otra parte, ¿qué mejor manera de diferenciarte de la competencia que escribir con tu propio estilo?

Estos consejos solo forman la base de lo que luego vas a escribir para generar un compromiso con tu comunidad y aumentar el número de seguidores de esta. 

1. Prepara tus textos para Instagram a conciencia

‘Bohemian Rhapsody’ no se escribió en diez minutos. Necesitó de tachones, borrones y algún que otro enfado por no conseguir lo que quería transmitir.

En tus textos de Instagram no escribas lo primero que se te ocurra, prepara borradores, piensa a quién te diriges y lo que quieres contar. Preocúpate de que sea atractivo como para que el usuario te lea, interactúe con tu publicación y consigas que haga clic en tu ‘call to action’.

2. Sé concreto

Tienes hasta 2000 caracteres para contar tu vida en un post. Si empiezas a soltar un rollo desde el principio del texto el lector se cansará y olvidará tu publicación sin, es posible, dejar algun like que aumente tu posición en el algoritmo de Instagram.

Es ideal que empieces con un título que genere atracción al que llega a tu post. Que le entre el gusanillo para darle al ‘más’ y siga leyendo todo lo que vas a contarle en el pie de foto.

Puedes utilizar llamadas a la acción, testimonios de clientes o datos que refuercen lo que quieres transmitir. 

En definitiva, una frase que despierte a tu visitante. 

Aquí puedes ver un buen ejemplo. Se trata de una publicación de una receta que ya de por sí atrae al verla. 

Como ves, empieza con lo más importante antes de darle al más: una llamada a la acción “guardad esta fantasía” y a continuación de lo que se trata “las mejores napolitanas de jamón y…”. 

Ya te ha conseguido enganchar, ¿verdad? 

3. Adapta tu lenguaje

No has recorrido este camino para fastidiarlo ahora, a la hora de estar redactando. 

El objetivo de esta parte es llegar a tu público a través del mismo lenguaje con el que os comunicáis. No puedes hablar en un lenguaje técnico si sabes que tu audiencia no lo va a entender. 

Un lenguaje cotidiano, informal y adaptado a todos los públicos es ideal. Además, hacerle sentir partícipe de lo que está leyendo, dirigirte a él de forma directa con utilizando la segunda persona del singular: el tú. Que sienta que forma parte del post.

En este caso, la marca Protella te busca de forma directa, como te hemos comentado antes. “Hoy TU REGALO”, está utilizando la segunda persona del singular para demostrarte que no le importa tu amigo, si no que eres tú el  que le importa.

Luego, además, consigue interacciones a través de la acción: “haz captura y súbelo a tu historia etiquetándonos”. Un todo en uno: título atractivo, concreto, adaptado a un lenguaje cotidiano y para generar interacciones.

4. Edita tu texto antes de lanzarlo

Si hay algo, además de las fotografías que gusta en Instagram son los emojis. Son desenfadados y evitan que un texto sea aburrido en su lectura. Eso sí, te recomendamos no pasarte para que tu texto pierda el objetivo: transmitir lo que quieres decir.  

Los espacios también forman parte de que un post sea atractivo. Imagina desplegar un texto que te estaba buscando, no ver el fin del mismo y que sea un manchurrón sin espacios ni intros. 

Para terminar puedes añadir hashtag, las famosas almohadillas que unen textos con la palabra apropiada. Recuerda la palabra apropiada cuando vayas a poner #, porque tienen que estar relacionado con tu publicación. Es decir, si vas a hablar de fútbol, no pongas de hashtag baloncesto, motos, coches, etc. 

En este post de la copywriter Maider Tomasena puedes ver un claro ejemplo de texto largo bien separado en párrafos cortos y emojis que ayudan a la lectura. Y, por supuesto, textos dirigidos al lector en segunda persona: “esto va también de gestionar de principio a fin tu negocio”.

Como ves, estos tips ayudan a conseguir la búsqueda del santo grial, esos pies de foto de Instagram perfectos que generen interacciones y aumenten tu comunidad. 

Lo siguiente es ponerse manos a la obra y darlo todo, te toca escribir a ti. ☺ 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend