Cómo hacer una newsletter paso a paso para vender los 365 días del año [Ejemplos]

María Márquez
12 enero, 2022

¿Todavía no has incluido el email marketing en tu estrategia de ventas?

Pues déjame decirte algo.

Estás desaprovechando una de las vías de captación, venta y fidelización más potentes ahora mismo en Internet.

Enviar emails a una base de datos es una forma de comunicarte con tus potenciales clientes, crear una relación de confianza y persuadir para que te compren brutal.

Y de las que mejor están funcionando.

En este post voy a explicarte cómo hacer un newsletter paso a paso para que empieces a crear tu lista de suscriptores y vender de forma recurrente los 365 días del año.

Te daré consejos y te enseñaré algunos ejemplos para que te inspires, así que quédate hasta el final.

¡Vamos allá!

Qué es una newsletter

Una newsletter es un email que envías a tu base de datos de suscriptores a través de una herramienta de email marketing.

Pueden ser emails informativos, con descuentos y promociones, con recordatorios de algún acontecimiento o emails para vender tus productos o servicios.

Aquí nos centraremos en este último, ya que una estrategia de email marketing es de las vías más potentes a día de hoy para conectar con tu audiencia y convertirla en clientes.

La cuestión es que la newsletter es una comunicación vía email que utilizan los negocios para estar en contacto con sus suscriptores, que pueden ser clientes o personas interesadas que aún no han comprado, con una periodicidad.

Es decir, pueden ser newsletters diarias, semanales, mensuales o incluso no tener una frecuencia establecida sino enviarse en ocasiones puntuales.

A lo largo del post te explicaré como hacer una newsletter efectiva con un objetivo de ventas, y te haré algunas recomendaciones dependiendo del tipo de negocio que tengas.

¡Vamos paso a paso!

Cómo hacer un newsletter paso a paso

⚡️ Paso 1 Define tus objetivos, propuesta de valor y buyer persona

Lo primero que debes tener muy claro es qué objetivo persigues con tu newsletter.

¿Para qué quieres enviar emails a una base de datos?

Puede ser vender X productos o servicios, conseguir más tráfico a tu blog o redes sociales donde trabajas una estrategia de contenidos, afiliación para vender productos de terceros…

Todo dependerá de tu modelo de negocio.

Y si sabes cuáles son tus objetivos, estarás llevando a cabo acciones sin obtener resultados concretos y sin poder medir si funcionan.

Es importante que tengas en cuenta los objetivos SMART, dado que cuanto más concretos y realistas sean, más sencillo será llevarlos a cabo:

S – Specific – específicos

M – Measurable – medibles

A – Achievable – alcanzable

R – Relevant – relevante

T – Timely – temporal

Y además de los objetivos, entra en juego saber qué vendes y a quién se lo vendes.

Puede parecerte absurdo, pero muchos negocios no saben realmente qué es lo que venden. 

No han definido bien su propuesta de valor y por tanto no saben diferenciarse de la competencia.

Eso que les hace únicos, que les convierte en una opción atractiva.

Tienes que saber qué ofreces tú que no lo hacen otras marcas, y quién es el cliente ideal al que diriges tus acciones.

Identificar a tu buyer persona, cuáles son sus necesidades, problemas, deseos, puntos de dolor…

Esto es sumamente importante, porque de ello depende el mensaje que transmitas al 100%.

Cuanto mejor conozcas a tu público objetivo, más empatizarán con tu mensaje y sentirán la necesidad de comprar aquello que vendes.

Se trata de conocer sus problemas, sus objeciones antes de tomar una decisión de compra, sus motivaciones…

De esta forma podrás personalizar tus newsletters, crear una relación de confianza y motivarlos a comprar.

⚡️ Paso 2 – Diseña un lead magnet atractivo

Una vez tienes claro el objetivo que persigues con tu newsletter, qué vendes y a quién, debes definir el cómo.

Qué gancho de atracción vas a utilizar para que las personas quieran suscribirse a tu newsletter.

La mayoría de tiendas online tienen como lead magnet un código de descuento.

cómo hacer una newsletter

Y la verdad es que en realidad no es la mejor estrategia (aunque hay excepciones, como las tiendas online).

Piénsalo.

Si la persona ha entrado en tu web, es porque está interesado en lo que vendes, independientemente de si está preparado para comprar o no en ese momento.

Entonces el código de descuento solo sirve para que la persona se suscriba y le salga esa compra más barata.

Luego no le van a interesar tus newsletters y se desuscribirá.

Y al final lo que perseguimos en crear una base de datos de suscriptores cualificada.

Que quiera recibir nuestros emails, y tener oportunidades de venta constantes.

Además, es mucho más fácil vender a una persona que ya nos ha comprado antes que a alguien nuevo.

💡 Entonces te pongo un ejemplo:

Freshly Cosmetics es una tienda de cosmética natural, y uno de sus lead magnets es un test donde cuentas qué productos te suelen interesar más, que rutina llevas, qué edad y género tienes, cuáles son tus principales problemas de piel o cabello…

Y te da el resultado del test en tu email, desde donde empieza a enviarte newsletters contando cosas interesantes sobre cosmética, la propia marca, novedades y promociones, productos en tendencia… y siempre acaba vendiendo algún producto del catálogo.

como hacer una newsletter freshly

El caso es este.

El lead magnet debe tener una relación directa con los productos que vas a vender.

  • Debe resolver un problema o, en el caso de este ejemplo, una duda de tu público objetivo.
  • Debe ser rápido y fácil de consumir.
  • Y debe aportar algo interesante, no ser cualquier cosa que puedan encontrar en Google sin necesidad de dejar su email.

⚡️ Paso 3 – Diseña las páginas implicadas

Con tu lead magnet listo, tendrás que diseñar la squeeze page o página de captación donde ofrecerás ese gancho de atracción y tratarás de conseguir los emails de tus suscriptores.

Aunque en realidad esto depende de tu estrategia.

También puede ser un pop up, o una caja de suscripción en el blog o en tu página de inicio…

Depende del modelo de negocio y de la estrategia, como te digo.

Aún así, es muy común crear una squeeze page para captar los emails, y por tanto tendrás que diseñarla.

Del mismo modo que diseñarás la página de “a un paso”, para que los suscriptores tengan que hacer el “doble opt-in” y confirmar que realmente quieren suscribirse a tu newsletter.

Por último, la página de gracias por suscribirse.

Muchos enlazan en esta página el lead magnet para que los suscriptores lo descarguen, y otros lo entregan en el primer email de bienvenida.

Te pongo el ejemplo de la Escuela Marketing and Web de Miguel Florido, cuyo lead magnet es el dossier completo y 3 clases gratuitas del máster de marketing digital.

Aquí puedes ver la caja de suscripción para acceder a las clases del máster:

Esta es la página de “a un paso” para confirmar tu suscripción a la newsletter:

Y esta es la página de gracias:

⚡️ Paso 4 – Escoge tu herramienta de email marketing

Tienes muchas herramientas en el mercado, y no sabría decirte qué opción es la mejor.

Realmente, la que escojas dependerá de la frecuencia y número de newsletters que pretendes mandar, el tamaño de tu lista de suscriptores, si vas a hacer uso de las automatizaciones…

Si vas a comenzar desde 0, te recomiendo MailerLite, que tiene un plan gratuito hasta 1000 suscriptores a los que enviar emails ilimitados.

Por otro lado, Active Campaign es la que yo utilizo a día de hoy, y me gusta por el sistema de etiquetas para poder segmentar a los suscriptores en tus emails y personalizar las automatizaciones.

⚡️ Paso 5 – Define tu estrategia de captación

Lo que te decía antes: ¿qué vas a hacer con tu lead magnet? ¿Dónde lo vas a colocar?

¿Cómo vas a conseguir tus suscriptores?

Hay muchas maneras:

1 – Puedes incluir una caja de suscripción en las páginas de tu web que más visitas reciben (la home, alguna categoría de producto popular, artículos del blog…)

Así es como lo hace Mr. Wonderful:

como hacer una newsletter mr wonderful

2 – Puedes invertir en publicidad de pago, bien en buscadores como Google o bien en redes sociales como Facebook e Instagram Ads, para captar leads con tu lead magnet.

3 – Puedes añadir el enlace a tu página de captación en la biografía de tus redes sociales o publicar contenido con este objetivo.

En el perfil de Instagram de la escuela marketing and web, enlazan al lead magnet que te comentaba antes:

email marketing escuelamktweb

4 – Puedes trabajar la afiliación y pedir que otras marcas con buenas bases de datos inviten a que se suscriban a la tuya.

5 – Puedes organizar un taller online gratuito o intentar que te entrevisten en podcasts o canales de Youtube relacionados con tu sector, para promocionar tu lead magnet.

Como te digo, hay mil formas de llegar a tu cliente ideal y conseguir que se suscriba a tu newsletter.

⚡️ Paso 6 – Diseño de tu newsletter

Escoge cómo quieres que luzca tu newsletter.

Si añadirás una imagen corporativa a modo de encabezado, cuál será tu firma, si vas a utilizar plantillas que te ofrece la herramienta…

Eso sí, debes tener cuidado con las imágenes.

Si por ejemplo, eres una tienda online, quizás te interese “castigar” un poco la entregabilidad de tus newsletter con imágenes de buena calidad de los productos que quieres vender.

Porque piensa que a mayor peso y tamaño, más facilidad de que tus emails vayan a spam y promociones, y no tenga una tasa de aperturas grande.

Sin embargo, si por lo general puedes prescindir de las imágenes, cuanto más sencillo sea el diseño y estructura de tu newsletter, menos distracciones y más enfoque en el propio texto, que es lo que al final persuade y convierte.

Aquí también cobra importancia la tipografía que vas a usar, y te digo por qué.

Cuando tus suscriptores llevan un tiempo leyéndote y se acostumbran a tu frecuencia, si utilizas una tipografía distintiva, de alguna manera en cuanto abran el email ya van a saber que eres tú sin necesidad de ver el remitente y el asunto.

Te dejo un ejemplo de una newsletter de la marca de cosmética Preciosea, en la que hablaba de sugerencias de regalo según el horóscopo:

como hacer una newsletter preciosea

⚡️ Paso 7 – Frecuencia

Es importante que establezcas una frecuencia de envío.

Si envías newsletters de forma puntual, para vender algo concreto y luego abandonar tu lista…

Lo que vas a conseguir es:

1 – Tus suscriptores no se van a acostumbrar a leerte y no va a crearse ningún vínculo hacia tu marca.

2 – Se van a olvidar que estaban suscritos y en el momento en que vuelvan a recibir algo, más aún si es de venta pura, se van a desuscribir.

Por tanto te recomiendo que seas constante a la hora de hacer una newsletter.

Si vas a trabajar el email marketing, trabájalo bien.

Crea una frecuencia de envío, y te recomiendo que como mínimo sea semanal.

Piensa la cantidad de cosas que hacemos a lo largo de un solo día.

Si envías emails una vez al mes, o cada dos semanas… ¿De verdad crees que se van a acordar de ti?

Con la newsletter, lo que tienes que conseguir es estar constantemente en la mente de tu suscriptor.

Que tenga presente tu marca, para que cuando le ofrezcas algo que pueda interesarle, esté listo para comprarte porque ya hay una relación de confianza.

No es una venta en frío.

Cuanto mayor sea la frecuencia, más te vas a instalar en su rutina.

⚡️ Paso 8 – Asuntos

El asunto es de las cosas más importantes en tu newsletter.

Si no despiertas interés con el titular del email, no harán clic y no habrá oportunidad de que te lean y te compren.

Procura que tus asuntos de correo sean llamativos, que se dirijan de forma directa al suscriptor, utiliza números y verbos de acción, contradicciones y cualquier otro recurso que destaque entre el resto de emails en su bandeja de entrada.

Eso sí, no prometas un contenido que no van a encontrar en tu newsletter solo para generar curiosidad y que hagan clic.

Puedes provocar rechazo y tener el efecto contrario a lo que buscabas.

Te pongo un ejemplo de la newsletter de la Escuela Marketing and Web, donde Miguel Florido utilizaba una película de Netflix para vincularlo a una reflexión marketera y ofrecer su máster de publicidad online:

cómo hacer una newsletter asunto

⚡️ Paso 9 – Contenido de la newsletter

El contenido de tus emails debe ser entretenido y atractivo de leer.

Haz uso del storytelling y cuéntale historias o anécdotas a tus suscriptores que puedas relacionar con los productos o servicios que vendes.

Habla de emociones, de situaciones en las que pueda verse reflejado y que traten sus mayores puntos de dolor o problemas en ese momento, y muestra tu producto o servicio como la solución.

Cuenta las novedades de tu negocio, tu día a día. Humaniza y acerca tu marca.

Lo importante es eso.

Que tus newsletters sean un contenido que despierte ganas de abrir la bandeja de entrada, entrar en tu correo y leer.

Que tus suscriptores estén esperando tus newsletters para echar un buen rato.

Y que al final siempre haya una puerta abierta a la venta.

O al objetivo que te hayas marcado…

¿La extensión?

No es demasiado relevante.

Sí que es cierto que un email de más de 800 palabras puede ser más difícil que lo lean entero.

Tienes que contar una historieta entretenida y utilizar muy bien tus palabras para que lleguen al final.

Aunque siempre depende del compromiso e interés de tus suscriptores.

Yo misma suelo leer emails de más de 1000 palabras porque estoy suscrita a newsletters que disfruto leyendo de otras marcas y profesionales del sector.

Y aquí da igual el tipo de negocio del que estemos hablando.

Los ecommerce suelen enviar newsletters de catálogo con poco texto, y esto no significa que sea lo más efectivo.

Lo cierto es que la mayoría no exprime todo el potencial que tiene la venta por correo electrónico.

📩 Una tienda online también puede hacer email marketing 📩

También puede contar historias, anécdotas y reflexiones relacionadas con su catálogo de productos.

Al final, detrás de una marca hay personas que se relacionan con personas, y despertar emociones positivas es el primer paso para persuadir hacia la venta.

Si necesitas una estimación sobre cuán extensa debe ser tu newsletter, un email de entre 400 – 800 palabras es lo normal y lo que suele funcionar mejor.

⚡️ Paso 10 – CTAs o llamadas a la acción

Debes tener claro esto:

Un email, un objetivo.

No resulta efectivo que en tus newsletters le pidas al suscriptor que haga varias cosas distintas.

Por ejemplo: comprar X producto, seguirte en redes sociales y ver tu último vídeo de Youtube.

Con suerte, hará solo una de ellas.

Cada newsletter tendrá un objetivo, y todas las veces que añadas un enlace o le invites a realizar la acción, deben ir en consonancia con ese objetivo.

Aunque puedes añadir enlaces o CTAs en mitad de la newsletter (depende de la extensión), lo normal es acabar el email con esa parte de ventas donde le decimos qué acción tomar.

La excepción está cuando tenemos varios productos o servicios directamente relacionados que podemos ofrecer a la vez.

Por ejemplo, una tienda online que vende distintos modelos de zapatillas, o que también ofrece calcetines y demás accesorios.

O un servicio que es complementario del otro, como copywriting + email marketing.

Pero por lo general, es un email y un único objetivo.

Aquí también tienen un papel importante las posdatas.

Al final del email, es interesante añadir posdatas, ya que muchas personas escanean el texto, o leen el principio y el final.

Te aconsejo añadir posdatas en las que resumas o refuerces lo que dijiste en el email, hagas algún recordatorio, vuelvas a enlazar a donde te interesa, o añadas info destacable.

Aquí te dejo un ejemplo del email anterior en el que se hablaba de Netflix,  donde al final enlaza a la página de ventas y en la posdata añade un recordatorio y otro enlace al mismo sitio.

⚡️ Paso 11 – Análisis de resultados y métricas

Finalmente, una de las partes más importantes de hacer una newsletter, es analizar cómo está funcionando.

En tu herramienta de email marketing tendrás un apartado de informes y métricas donde poder ver la entregabilidad del email (a cuántas personas se les ha enviado con éxito), la tasa de aperturas, la tasa de clics en el enlace, la tasa de conversiones a raíz del email…

Es importante que veas de vez en cuando las métricas para que testees.

Para que pruebes qué tipo de emails funcionan mejor y gustan más a tus suscriptores, cuáles no…

Así, poco a poco, irás mejorando tus newsletters.

¡Y nada más!

Esos son los pasos que debes seguir para crear una newsletter, conseguir una lista de suscriptores comprometida y vender de forma recurrente con tus emails.

Ahora, para acabar, voy a darte algunos consejos más concretos para hacer tu newsletter dependiendo de tu tipo de negocio.

Cómo hacer un newsletter para vender servicios

Si vas a vender servicios, lo más normal es tener una secuencia automatizada con un email de bienvenida y entrega del lead magnet (que suele ser un checklist, un ebook con errores más frecuentes, un PDF o un test de diagnóstico).

A esta secuencia le sigue un autoresponder de X emails, que pueden ser desde 10-12 hasta 20, o incluso 30, en los que ir tocando los puntos de dolor que puede tener el potencial cliente, rebatiendo objeciones y frenos, transmitiendo confianza, credibilidad y autoridad como marca y dándole razones de peso para contratar tus servicios.

Aunque piensa una cosa.

Un servicio se contrata cuando se necesita.

Por lo que si tu suscriptor entra en tu base de datos en un momento en que no necesita contratarte, por muy buenos que sean tus emails, no lo va a hacer.

Por eso es tan importante que una vez acabe la secuencia automatizada de emails, continúes con una newsletter de una frecuencia media-alta.

Que sigas escribiéndole para que siempre te tenga en mente, para que se acostumbre a leerte y para crear un buen rollo y una confianza.

En el momento en que necesite contratar ese servicio, la primera persona en la que pensará serás tú.

Y si tienes la agenda llena y no puedes coger a más clientes, ¿dejas de enviar emails?

No.

Esto es un error que cometen muchos profesionales, y es dejar la lista muerta sin recibir emails porque en ese momento no necesitan vender más servicios.

Tienes que seguir escribiendo emails para que tu lista esté activa y acostumbrada a leerte.

Puedes enviar tráfico a un nuevo post del blog, una entrevista en un podcast o tu canal de Youtube y redes sociales.

Además, no sabes cuándo se te puede caer un cliente, o puedes delegar y recibir comisiones de terceros por llevarles servicios.

Incluso tener una lista de espera para los próximos meses.

Cómo hacer un newsletter para vender productos

Si vas a vender productos o infoproductos, en este caso te aconsejo que tengas una pequeña secuencia automatizada de bienvenida donde entregues el lead magnet, cuentes un poco sobre ti y tu historia y ya empieces con una newsletter periódica donde te dediques a entretener y vender.

Aquí dependerá mucho del tamaño de tu negocio.

Pero si por ejemplo, eres una tienda online con un catálogo de productos bastante extenso, puedes probar a vender en cada newsletter un producto distinto.

Cuentas una pequeña historieta o anécdota donde ese producto tenga un papel protagonista, y acabas con un enlace directo para comprarlo.

Te pongo aquí un ejemplo de cómo lo hacen de forma tan original los chicos de Putos Modernos, una papelería online muy singular:

cómo hacer una newsletter putos modernos

Otro ejemplo que te puedo dar es que si vendes utensilios de cocina, puedes hablar de la receta que más te gustaba de tu madre cuando eras pequeño y en la que obviamente son necesarios esos utensilios.

Ya te lo he comentado alguna vez: despierta emociones para conectar y empatizar.

Por otro lado, en los ecommerce sí tiene sentido añadir algún descuento o promoción puntual, ya que influyen factores como el stock o la época del año.

Pero si vendes infoproductos, no te lo aconsejo, ya que le estarás quitando valor y sobre todo no estarás respetando a los que sí confiaron en ti y te compraron la formación al precio original.

No es lo mismo la inversión que haces en una formación de 500 euros que cualquier producto de 20 o 30€.

Cómo hacer un newsletter para negocios locales

A la hora de hacer una newsletter para un negocio local, el procedimiento es similar al anterior.

La peculiaridad es que en tus emails, puedes regalar un descuento o promoción a los suscriptores que acudan a la tienda física antes de X fecha, por ejemplo.

También puedes crear automatizaciones y segmentar a tus suscriptores en base a intereses o compras de ciertos productos o servicios, para enviarles newsletters personalizadas.

Incluso puedes tener una automatización exclusiva para suscriptores que se encuentren en tu ubicación y puedan acudir a comprar de forma física, si es que además tienes una tienda online con la que llegar a más personas.

En realidad, el hecho de que sea un negocio físico u online no cambia la manera en la que trabajamos el email marketing, ya que al final es un medio online para captar más clientes, no importa si es en Internet o en una tienda física.

Lo único que variará será la forma en la que definas la estrategia, ya que tus objetivos serán distintos.

¿Te ha quedado claro cómo hacer un newsletter?

Espero que el post te haya resultado útil y, ahora que sabes cómo hacer un newsletter efectivo, te animes a enviar emails a tu lista de suscriptores y vender a través de este canal tan potente.

Si tienes cualquier duda o quieres contarme qué te ha parecido el post, te leo en comentarios. 🙂

María Márquez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend