Cómo crear un plan de marketing estratégico

Pep Botey

Pep Botey, InboundCycle

Cuando estás al frente de un departamento de marketing debes focalizar tus esfuerzos hacia una dirección. Si no tienes claro por dónde empezar, qué vas a necesitar y cómo debes llegar a conseguir esos objetivos que han fijado desde dirección, es porque necesitas fijar un plan de marketing estratégico.. Acompáñame en este post y te cuento cómo puedes hacerlo  

¿Qué es un plan de marketing estratégico?

Tenemos una idea de negocio, elaboramos un plan de negocio, pensamos en los objetivos y la viabilidad y empezamos. Muchas veces creemos que el plan de negocio es imprescindible, pero nos olvidamos del plan de marketing. Tanto si estás empezando como si ya tienes un negocio en marcha, es importante tener una estrategia con las acciones que vas a llevar a cabo y de qué manera comprobar si te están dando el resultado esperado. El plan estratégico de marketing trata de: → Elaborar un documento donde se detallen los objetivos de la empresa, las acciones, la inversión, los recursos. → Marcar los indicadores que tendrás en cuenta para medir el éxito de estas acciones.

Beneficios de elaborar un plan de marketing

Un  plan estratégico de marketing ofrece muchos beneficios. Aquí tienes algunos de ellos. Toma nota… Estrategia marcada para no cometer errores Conocer las ventajas y los inconvenientes que te puedes encontrar te ayudará a marcar la ruta de tu estrategia de marketing. Sin una estrategia clara no puedes crecer ni medir resultados.     Anticiparse a los imprevistos La anticipación te hace estar preparado ante imprevistos. Y no solo para las sorpresas, sino para temas tan simples como las materias primas que necesitas para elaborar los platos de tu restaurante, teniendo en cuenta la estimación de clientes que has hecho. Se trata de entrenarte frente a posibles situaciones.   Marcar una ruta La procrastinación es el mayor enemigo. Al tener tu plan estratégico de marketing no habrá hueco para perder el tiempo o retrasar una tarea.   Coordinar departamentos Todos los agentes que están involucrados en la estrategia deben saber sus tareas y sus tiempos. Solo así el trabajo saldrá adelante.   Revisión periódica de las acciones realizadas y planificación de las futuras El plan estratégico no es estático y las acciones que se realizan tampoco. Según el público objetivo, el mercado, las circunstancias en las que se encuentra tu marca y los datos que obtengas, modificarás las acciones para mejorar la estrategia marketing. Sin un plan no se puede saber si los objetivos funcionan o hay que modificarlos.   Análisis según KPI de los resultados Para el establecimiento de objetivos, tendrás que fijar qué métricas serán las que determinarán los resultados. Los objetivos son medibles, por lo tanto debemos saber dónde encontrar estos datos. Una vez establecido, recurrir a ellos para analizar y controlar el buen seguimiento de nuestra estrategia.  

Fases del plan de marketing

 

Análisis de la situación

El primer paso es recopilar toda la información sobre el sector, la competencia, la empresa y las acciones que se hayan realizado hasta el momento. Hacer un análisis interno basándose en estos puntos: → Historia de la empresa –> Acciones de marketing realizadas hasta el momento y resultados obtenidos → Fortalezas y debilidades de tu empresa → Recursos de que dispone tu empresa y presupuesto → Análisis externo (contexto, sector, competencia, oportunidades y amenazas). → Competencia Cuando analices la competencia, debes tener en cuenta que no pasa nada si la hay. A veces, incluso es importante que la encuentres. Es entonces cuando debes ver si a los demás les funciona y cómo diferenciarte. Si existe competencia quiere decir que el mercado, tu público, tiene una necesidad y está dispuesta a cubrirla. Aquí ya tienes una parte del camino hecha. → Hacer preguntas como ¿Existen otros productos similares o complementarios? ¿Puedo cubrir una necesidad o debo crearla desde cero? ¿En qué momento se encuentra el mercado para recibir mi producto?

Aquí tienes dos ideas para analizar tus competidores en redes sociales

Objetivos Tu plan estratégico de marketing necesita objetivos.Definirlos es primordial para elaborar una hoja de ruta coherente. Estos objetivos deben ser SMART:      Specific: específicos      Measurable: medibles      Attainable: alcanzables      Relevant: relevantes      Time-bound: y con fecha límite Para poder definir los objetivos debes tener claro quién y cómo es tu buyer persona o cliente ideal. Descríbelo en tu plan de marketing en términos: –> Demográficos (edad, sexo, educación, tipo de familia, etc.) → De personalidad: intereses, necesidades y personalidad. → Concretos: pon nombre y cara a tu cliente ideal. Así será más fácil de personificarlo y entenderlo. De esta manera puedes establecer el tono, lenguaje y mensajes con los que impactarlos e incluso tu propuesta de valor.   Estrategia Una vez tengas toda la información, llega el momento de elaborar tu estrategia de marketing. Puedes elegir varias estrategias: 1. Posicionar tu producto o servicio con un slogan o claim.  “el producto que hace esto más rápido” o “nosotros te lo llevamos”.     2. Ofrecer productos o servicios según las necesidades de tu usuario e ir cambiando según las necesidades del mercado.   Estrategia para lanzar un nuevo producto En el caso de lanzar un producto nuevo al mercado la mejor estrategia es hacerlo con MVP  (Minimum Viable Product). Se trata de una versión del producto nuevo que, con el menor esfuerzo posible y las características mínimas, sirve para tantear al mercado y obtener feedback  tanto de la viabilidad, como de las funcionalidades más importantes. Olvídate de lanzar un producto acabado 100%. Esto hace que la inversión sea mayor y que se demore la salida a mercado con las consecuencias que conlleva. Sacar el MVP es una estrategia interesante cuando se trata de un producto nuevo que no tiene competencia y que te dará una visión de su aceptación.   Tácticas Para que el plan de marketing estratégico funcione hay que definir las acciones a realizar para obtener resultados. Las tácticas se utilizarán para atraer, convertir y retener a los cliente. La mayor parte de esfuerzos iniciales se centrarán en Inbound Marketing. Atraer el máximo de personas a través del posicionamiento en buscadores, redes sociales, canales de afiliación, publicidad online etc. Para convertir, ofrece algo de interés para tus cliente: una suscripción, una descarga, un webinar o free trial gratuito o descuentos.   Y, por último, toca retener a este cliente para que repita y te recomiende a sus conocidos o a través de las redes sociales. Presupuesto Asignar un presupuesto para cada apartado de tu plan de marketing es lo ideal, ya que puedes controlar si el ROI (retorno de la inversión) es positivo. Para poder medir el retorno, controlar que estas en el camino correcto (aunque no haya ventas en un primer momento) y definir los próximos pasos de la estrategia, debes saber qué es lo que está funcionando y lo que no. Dentro del plan estratégico de marketing, tendrás que definir el apartado de marketing social. En este caso las métricas son imprescindibles y estudiar periódicamente los resultados teniendo en cuenta los objetivos. Ejemplo: Objetivo  “Crecer un 10% a la semana en fans de Facebook”. Lo importante será medir si las acciones que realizas para tu estrategia de branding social funcionan. En caso negativo pivota la estrategia.   Para analizar las acciones que llevas a cabo, puedes usar herramientas como Metricool, con la que analizar, gestionar y medir el éxito de todos tus contenidos y campañas digitales.   Con un estudio completo, una buena planificación de la estrategia según los objetivos establecidos y una herramienta como Metricool para hacer el seguimiento de las acciones, te será más sencillo crear un plan de marketing estratégico con éxito. Cualquier duda te leo en los comentarios

close-link

Send this to a friend